Reiki

Método Usui tradicional y Tibetano

Es una técnica de transferencia de Energía por imposición de manos. Es un arte ancestral de canalización de la Energía Universal que nos rodea a través de las manos hacia nosotros mismos y otras personas. Fue redescubierta en Japón a principios del siglo XX.

Su misión consiste en organizar cualquier desequilibrio físico o energético del individuo, al igual que otras terapias energéticas orientales como la acupuntura, el shiatsu, etc.

  • Sirve para potenciar la capacidad natural del cuerpo de autosanarse a si mismo
  • Crea un estado de armonía físico, mental y emocional
  • Equilibra todas las Energías corporales
  • Libera las Energías bloqueadas en todo el cuerpo
  • Limpia el cuerpo de toxinas
  • Se ajusta a las necesidades de la persona
  • Aplicaciones terapéuticas:
  • Trastornos y molestias corporales
  • Disfunciones metabólicas
  • Dolores agudos y crónico
  • Enfermedades degenerativas
  • Bloqueos energéticos
  • Tensiones musculares y nerviosas
  • Estados de perturbación emocional
  • Falta de vitalidad
  • Estados de depresión, nerviosismo, insomnio
  • Alergias e intolerancias
  • Asma
  • Manifestaciones psicosomáticas
  • Ayuda a superar efectos secundarios de tratamientos, sobretodo en oncología.
  • En combinación con terapia psicológica tradicional y como complemento a tratamiento con fármacos.
  • Es una terapia complementaria, no alternativa.
  • En España es utilizada en varios hospitales como el Ramón y Cajal, Puerta de Hierro, Val D´Ebron, etc.
  • A corto plazo proporciona una sensación de relajación y bienestar.
  • A medio plazo fortalece y estimula las capacidades autocurativas.
  • A largo plazo favorece un cambio positivo de hábitos y comportamientos más saludables.
  • No existen contraindicaciones ni efectos secundarios y se puede administrar junto con otros tratamientos alopáticos (medicina convencional) e incluso puede potenciar los efectos beneficiosos de éstos.