Reflexología

Es una terapia manual que consiste en tratar, a través del pie, patologías funcionales del cuerpo.

Se basa en que en el pie está reflejado todo el cuerpo. Al tocar, mediante técnicas exploratorias específicas, detectamos puntos dolorosos que nos hacen sospechar que en la zona u órgano reflejado puede existir un problema y lo podemos tratar desde el pie.

 

¿Qué podemos conseguir?

Mejorar el estado general del paciente y que éste tenga mejor calidad de vida, sobretodo en pacientes con patologías crónicas.

Fibromialgia, Síndrome de dolor crónico y dolores de todo tipo (de cabeza, ciática, lumbalgia, etc)

Trastornos digestivos, respiratorios y hormonales

Resfriados crónicos y agudos

Síntomas de estrés

Ayuda a pacientes con terapias agresivas a disminuir sus efectos nocivos, como paciente oncológicos, inmunodeprimidos, etc.

Drenaje linfático.

Y un largo etc.

 

Las sesiones son personalizas, se diseñan para cada paciente tras un completo estudio y exploración. Su duración es de una hora.

 

Se puede emplear como única terapia o en combinación con otros tratamientos.