Vendaje neuromuscular

El VNM es una innovación terapéutica aplicada con éxito desde su invención en Japón, a principios de los años 70 por el Dr. Kenzo Kase. Esta metodología de vendajes ha tenido una gran difusión mediática en los últimos años gracias a los deportistas de élite, de todas las disciplinas, que lo han utilizado con increíbles resultados, ya que acelera el proceso de reparación de sus lesiones, permitiendo en todo momento el movimiento del segmento lesionado.

Es un vendaje que utiliza un tipo de esparadrapo elástico diseñado imitando las propiedades de la piel. Se utiliza para el tratamiento de lesiones musculares, articulares, neurológicas y ligamentosas así como la reducción de la inflamación y del linfedema.

Función:

  • Disminuir las tensiones que actúan sobre las estructuras lesionadas
  • Permitir al paciente una movilidad completa
  • Efectos analgésicos y antiinflamatorios inmediatos, sin limitar ningún segmento lesionado, permitiendo el restablecimiento del mismo. 

El Vendaje Neuromuscular puede utilizarse conjuntamente con otras terapias como la crioterapia, hidroterapia, masaje y estimulación eléctrica entre otras.

Actúa en la activación del sistema neurológico, el sistema procesador de la información propioceptiva y en el sistema circulatorio.

Su empleo ha supuesto un nuevo acercamiento para el tratamiento de nervios, músculos, y órganos. 

Sus propiedades de resistencia al agua permiten que el individuo lleve una vida normal sin necesidad de preocuparse por el vendaje.

Los efectos del vendaje neuromuscular son los siguientes:

  • Efecto analgésico por disminución de la presión  y la mejoría de la circulación.
  • Efecto antiinflamatorio de manera que favorece la circulación sanguínea y el drenaje linfático.
  • Mejora la función muscular y articular
  • Estimula la propiocepción
  • Aumenta la estabilidad
  • Elimina bloqueos de la circulación sanguínea y linfática
  • Efecto neuroreflejo.
  • Efecto tónico
  • Efecto relajante

Este esparadrapo actúa sobre los nociceptores y estos mandan la información de descompresión desde una zona superficial a la más profunda, creando un mayor espacio entre la piel y el músculo y mejorando de este modo la circulación sanguínea y el drenaje linfático.

Aplicaciones terapéuticas del miembro inferior y del pie:

  • Metatarsalgias.
  • Neuralgia de Morthon.
  • Fascitis plantar.
  • Espolón de calcáneo.
  • Esguince
  • Tendinitis Aquilea.
  • Periostitis.
  • Ruptura fibrilar del tríceps
  •  Disfunción de los músculos tibial anterior y tibial posterior.
  • Disfunción de los músculos peroneos.