Exploración

Para el tratamiento de las deformidades de los pies, se realiza una completa exploración y posterior estudio del paciente con el que conseguimos un diagnóstico personalizado. Lo que nos diferencia de otras clínicas podológicas es que no sólo realizamos un estudio biomecánico sino también postural (Posturología).

En el estudio biomecánico, nos fijamos en cómo es la pisada, los puntos de apoyo, tanto en estática (parados) como en dinámica (caminando). Lo hacemos mediante un sistema informatizado que analiza las presiones que se ejercen en la planta de los pies y una exploración clínica.

Se tratan las deformidades estructurales del pie y su repercusión en el resto del aparato locomotor.

En Posturología estudiamos a la persona en su conjunto, de manera global. Con lo que podemos tratar patologías muy diversas: sensaciones de inestabilidad, post-traumatismo craneal, lumbalgias, cervicalgias, mareos, cefaleas, jaquecas, vértigos, coxoartrosis, gonalgias, podalgias, tendinitis, fascitis, dolor crónico, Fibromialgia, etc.

Para ello, se le realiza al paciente una serie de tests neuromusculares y maniobras exploratorias, no sólo del aparato locomotor sino de todo el cuerpo.

Se trata de una terapia multidisciplinar en la cual a veces es necesario recurrir a otros profesionales de la salud como optometristas, odontólogos, fisioterapeutas, osteópatas, médicos, etc. siempre con una visión holística de la medicina. Para ello contamos con otros centros y clínicas colaboradores de total confianza.

Nuestros tratamientos, tanto biomecánicos como posturales, suelen ser con ortosis plantares (plantillas) que se caracterizan por su escaso grosor, se pueden llevar con todo tipo de calzado incluso en algunas ocasiones con sandalias.

También utilizamos ortosis de siliconas de muy poco grosor.

En ambos casos a medida, totalmente personalizadas y testando sus resultados terapéuticos.

En ocasiones, podemos complementar estos tratamientos con el resto de terapias que realizamos.